15. 2. 2017

Ignore las actualizaciones del cable y concéntrese en la fibra, afirma Iskratel

Marsella, Francia, 15 de febrero de 2017 - Según el último informe oficial de Iskratel, los operadores de cable que deseen actualizar sus redes deben superar las últimas actualizaciones de cable y desplegar fibra lo más pronto posible para poder seguir siendo competitivos.
Comentando el lanzamiento de "GPON vs DOCSIS 3.1 en seis simples puntos" - que coincide con el segundo día de la Conferencia FTTH 2017 - el arquitecto principal de Iskratel, Simon Cimzar, señaló que hay un número creciente de consideraciones que los operadores deben tener en cuenta cuando buscan actualizar las redes existentes.

Asimismo reiteró que el cliente siempre debe ser el número uno - lo que podría significar que los operadores de cable que no implementen fibra podrían quedar excluidos.

“En el mercado actual, los operadores de cable se enfrentan a un número creciente de competidores que ofrecen servicios de banda ancha de fibra hasta el hogar (FTTH) a través de redes ópticas pasivas con capacidad de gigabit (gigabit-capable Passive Optical Networks - GPON)", afirmó Cimzar. “Usando el estándar DOSCIS 3.0, teóricamente los operadores pueden ofrecer servicios gigabit en el downstream, pero se encuentran limitados por el rendimiento upstream que proporcionan".

“Esto deja a los operadores con el dilema de permanecer con la red coaxial estándar y actualizar al nuevo estándar DOCSIS 3.1 o dar el salto y convertirse en operadores de FTTH ellos mismos".

El arquitecto principal de Iskratel reconoció que los operadores deben realizar un malabarismo a la hora de elegir entre las dos opciones, una decisión que el White Paper explora más a fondo.

"La pregunta principal que los operadores deben hacerse es si las interrupciones del servicio del traslado hacen que el cambio de la red coaxial a una solución basada en fibra sea inviable", afirmó Cimzar. "Hay muchas facetas en esta decisión, pero es clara la motivación del negocio. El implemento de fibra tiene un costo total de propiedad menor y proporciona un mejor retorno de la inversión inicial que DOCSIS 3.1, que se puede migrar al mismo costo, pero requiere una mayor inversión continua".

Otro factor importante a tener en cuenta es el potencial de velocidades simétricas de carga y descarga que ofrece GPON, algo que no es posible con el cable.

"Cuando tenemos en cuenta los mayores costos de mantenimiento continuo, la menor variedad de servicios ofrecidos y la migración interrumpida a DOSCIS 3.1, queda claro que GPON ofrece una opción que resulta razonable tanto para las empresas como para los usuarios finales”.

Cimzar concluyó con un llamamiento a los operadores de cable, manifestando que, independientemente de las justificaciones del negocio para hacer el cambio a GPON, la opinión del cliente siempre será clave.

"La percepción de los clientes es simple: la fibra es el futuro", añadió. "Los operadores de cable se encuentran en un momento crucial, ya que tiene que ver con la evolución de la red y aquellos que tratan de avanzar sin fibra podrían quedarse atrás".

PR Contacto Iskratel:
Nika Mohar
Director PR & Digital Marketing
pr@iskratel.si